Carbohidratos para niños

Los carbohidratos son uno de los nutrientes que nuestro cuerpo necesita para seguir funcionando. Son macronutrientes y uno de los tres compuestos de los que nuestro cuerpo obtiene su energía. Nuestro cuerpo obtiene carbohidratos del almidón y los azúcares presentes en los alimentos que comemos, estos pueden ser simples o complejos, según su estructura química. En pocas palabras los complejos son los buenos y los simples son los "no" tan buenos.


CARBS BUENOS

Los carbohidratos que obtenemos de alimentos naturales como verduras, frutas y productos lácteos se denominan carbohidratos buenos. El cuerpo los absorbe lentamente, sin aumentar los niveles de azúcar o glucosa en sangre. En otras palabras, los carbohidratos complejos son buenos carbohidratos.


Los carbohidratos malos son los carbohidratos artificiales que son en su mayoría azúcares, que se encuentran abundantemente en dulces, donas, churros, helados, productos refinados (arroz blanco, harina, etc.), caramelos, chocolates y bebidas dulces como refrescos y jugos de frutas.


¿CUÁNTOS CARBS NECESITA MI HIJO?

La ingesta dietética recomendada de carbohidratos para los niños pequeños es de 19 gramos (19 g), mientras que para los niños de cuatro a ocho años es de 24 g. Las niñas de 9 a 18 años deben tomar 26 g por día, mientras que los niños de 9 a 13 años deben tomar 31 g por día. Los niños mayores, entre 14 y 18 años, deben consumir 38 g de carbohidratos todos los días.


¿Cuáles son las funciones de los carbohidratos para el cuerpo?

No se puede dar una dieta cero en carbohidratos a los niños, ya que el nutriente tiene seis funciones principales en el cuerpo. Te decimos cuáles son:


1. Proporcionan energía:

Los carbohidratos que obtenemos de nuestros alimentos se descomponen en compuestos de azúcar más pequeños como glucosa, fructosa y sacarosa. Estos compuestos, cuando son absorbidos por la sangre, permiten la conversión de alimentos en energía.


Más que las células de nuestro cuerpo, el cerebro depende de la energía procedente de la glucosa. Quizás es por eso que las personas que siguen una dieta baja o sin carbohidratos se sienten confusas o mareadas después de un tiempo.


2. Quemar grasa:

Los carbohidratos juegan un papel importante en el metabolismo de las grasas. El exceso de energía en el cuerpo se almacena en forma de grasa. Para acceder a la energía más tarde, necesita la energía activa o de trabajo que proporcionan los carbohidratos.


3. Habilita las funciones gastrointestinales:

Los carbohidratos proporcionan combustible para las bacterias buenas del cuerpo, que ayudan en la producción de vitaminas del complejo B esenciales. Las bacterias buenas viven de los carbohidratos presentes en el tracto gastrointestinal y ayudan a absorber mejor el calcio.


4. Apoyar el uso de proteínas:

Cuando tu cuerpo no tiene suficientes carbohidratos, descompone las proteínas para obtener energía. Cuando la proteína se utiliza como combustible, no puede ayudar a desarrollar los tejidos musculares ni a producir enzimas. Al actuar como la principal fuente de combustible para el cuerpo, los carbohidratos permiten que el cuerpo use proteínas para un mejor funcionamiento.


5. Orgánulos celulares:

Los carbohidratos son parte de los orgánulos celulares como las mitocondrias, la membrana celular y el aparato de Golgi, entre otros. En cierto modo, los carbohidratos dan una forma física a determinadas estructuras de las células vivas. En otras palabras, los carbohidratos ayudan a desarrollar la masa corporal al contribuir al desarrollo de las células de los tejidos.


6. Agrega sabor a la comida:

Los carbohidratos también agregan sabor a los alimentos que comemos. También se digieren fácilmente en comparación con otros macronutrientes, por lo que pueden suministrar rápidamente la energía que el cuerpo necesita.


¿LOS NIÑOS NECESITAN CARBOHIDRATOS?

¡Por supuesto! Los carbohidratos son la mayor fuente de energía para niños y adultos por igual. Los niños, en general, deben obtener del 50 al 60% de sus calorías de los carbohidratos. Desafortunadamente, hoy en día se culpa a los carbohidratos de que la epidemia de obesidad se apodere del mundo. Pero la verdad es que no todos los alimentos que contienen carbohidratos son malos. El secreto es comer "carbohidratos buenos".


Los mejores alimentos que proporcionan buenos carbohidratos para los niños son:

Los cereales integrales, el pan integral y el arroz integral son carbohidratos complejos con alto contenido de fibra y almidón pero bajos en glucosa. Estos alimentos también son ricos en ciertos minerales y vitaminas de los que su hijo puede beneficiarse.


El arroz blanco, la harina, la pasta, los fideos y el pan blanco también contienen carbohidratos.

Las verduras con almidón como la papa, el camote, el maíz, la calabaza, los chícharos, el garbanzo y el repollo tienen carbohidratos. Son ricos en almidón y fibra, que el cuerpo necesita para un metabolismo saludable.


Las frutas tienen carbohidratos en forma de compuestos de azúcar glucosa y fructosa. La buena noticia es que las frutas tienen más que solo carbohidratos e incluirlas en la dieta diaria le dará a su hijo la nutrición necesaria.


Los alimentos lácteos contienen carbohidratos en forma de lactosa. Sin embargo, los productos lácteos también contienen cantidades importantes de grasas, además de otros nutrientes. Por lo tanto, los mejores carbohidratos serían los productos lácteos desnatados o bajos en grasa.


Los alimentos ocasionales como los dulces, las bebidas azucaradas, las tortas, los pasteles, los helados, las donas, los caramelos y los refrescos tienen altas cantidades de carbohidratos en forma de glucosa, lo que le da una gran cantidad de energía. Los carbohidratos de estos alimentos son carbohidratos simples y se convierten rápidamente en glucosa en sangre.


PREGUNTAS FRECUENTES:

1. ¿La pasta es un carbohidrato simple o complejo?

A diferencia de lo que la mayoría de la gente cree, la pasta es un carbohidrato complejo (o sea de los buenos) y contiene altas cantidades de almidón.


2. ¿Cuáles son los mejores tipos de alimentos para proporcionar energía?

Alimentos como arroz integral, papas, plátanos, frijoles y yogurt son algunos de los alimentos que puede consumir para obtener energía. Estos alimentos tienen carbohidratos complejos que se convierten en glucosa en sangre lentamente.


3. ¿El arroz blanco es un carbohidrato simple?

Los alimentos blancos o refinados contienen más azúcar y carecen de almidón o fibra, lo que los convierte en carbohidratos simples, lo cual no los convierte en malos pero te recomendamos que mejor le des arroz integral a tu hijo.


Entonces, ¿los carbohidratos son buenos para los niños?

La respuesta es sí. Su hijo necesita tanto carbohidratos como proteínas y grasas. La clave es consumir las cantidades adecuadas de carbohidratos saludables. No permitas que los conceptos erróneos sobre los carbohidratos determinen el tipo de alimentos que comen tus hijos. Recuerda, la falta de cualquier nutriente puede afectar significativamente el crecimiento y desarrollo general y puede inteferir en su desarrollo cognitivo.


0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo